martes, febrero 17, 2004

Baby girl, you’re the shit... that makes you my equivalent
Ash: What can I say? I’m an alcoholic.
Rob: Not an anonymous one.


Con ese pedacito de información es como empecé el este fin de semana que pareció eterno.
Movies con el Robi el viernes. Al final decidimos ir por una Murphy’s a la plaza y luego cada quien a su casita. Yes uhu... Cual casita? fuimos al Sótano, al Doberman y al Porkie’s. Llegue a mi casita a las 3 am. Not too bad.
Tenía enemil cosas que hacer el sábado, pero me levante tan cruda que lo único que pude hacer fue convencer a mi roomie de ir a desayunar a Lupitas. Si... era la 1 de la tarde, pero yo quería chilaquiles. Por suerte en Lupitas sirven desayuno todo el día. Thank the Lord. De allí a una tiendita a comprar discos. Salí con uno de Thicke. Luego a las carpas a la 5 y 10. Las carpas es el cielo de los pack rats. Encuentras todo alli. Yo compre unas plantitas y un compacto rellenable, viejito de Esteé Lauder. Vintage, vintage no creo que sea, tal vez de los 80’s, pero never the less, muy chingon para una makeup junkie como yo. También vi una gringilla que andaba segundeadno, ya se me hacia haberla visto en el Antiques Roadshow: “I picked this up on an expedition to the slums of Tiajuana”.
De regreso a casita, a terminar las actividades del día. Me bañe, me peine, empaque la mochililla y me largue a Ensenada, con la Wera al Love Extended.
Las palabras no le pueden hacer justicia a lo bien que me la pase. Los pies aun me duelen de la bailada. Regresé enamorada de la gente de Ensenada.
Esa noche dormí en la recién inaugurada casa de mi hermano. El Yoyo ha hecho una casita muy chingona frente al mar en San Miguel. Dormí en cama de mi sobrino, que me fue a dar los buenos días a las 6 a.m.... chamaco cabrón. Me levanté tarde, y mi hermano me recibió con una copa de champagne. Al no haber jugo de naranja para hace Mimosas, me lo tome así, purito. Me lleve mi copita y me di un largo y rico baño en la tina, con burbujitas y todo. El techo del baño de mi hermano es como de invernadero, así que pude ver pasar los pajaritos y dejar entrar el sol, mientras me sumergía en el agua caliente.
Relajadita me fui a Rosarito, a una comida con mi familia; pero me desvié al cumpleaños de mi amigo Aldo. Lots of old friends talking about even older times.
A casita muy tarde, y muy cansada. Apenas me repongo, de hecho, ni del blog me acordaba. Pero como olvidar lo demás....

No hay comentarios.: