viernes, julio 04, 2003

Ayer ocupe la mayoría de mi tarde en reponerme de esta vida de single gal que llevo. Había estado media desvelada asi que decidí arullarme en el sofa con los sonidos de "Los Simpsons" en el backround. Desperte como a la hora, con un pequeño charco de baba reposando en mi mano. Success!!! cuando babeas mientras duermes es porque descansas realmente. Me levante, me quite el brasier, pero recorde que tendría que salir por cerveza luego, asi que me lo puse de nuevo, todavía no tengo el grado de confianza con el de la tiendita como para llegar sin brasier, como con el encargado del Oxxo de por mi casa en Rosarito. Saque la caja de envases y me trepe a mi Geo. Mientras esperaba que me trajeran mi caja de chelas en la tienda, llego un sr. con su perro. Se me hizo lindo el perro, por lo que me agache para rascarle la panza y el perro accedio.... porque no podremos ser más como los perros, sería interesante que alguien en una tienda sin otra razon mas que su gusto visual, te rascara la panza y te dejaras... bueno despues de ese paréntesis... llene mi refrigerador de cervezas en preparación para la ley seca. Me sente de nuevo en la sala, ya mas tranquila, llene un tinaco con sales y agua caliente para mis pies, tome una pacífico del refri y me puse a ver the Acid House... mientras remojaba mis pies en agua ya tibia con mi cerveza en la mano, se me ocurrio algo y vacie un poco de mi cerveza en el agua, lo que me forzo llegar a la siguiente conclusión: la cerveza para un pedicure, aunque refrescante, no sirve de nada.

No hay comentarios.: